Adicción a la comida y trastornos de la conducta alimentaria

Desde hace algún tiempo el término adicción a la comida ha venido ganando relevancia dentro de la población general. Dentro de la comunidad científica también se ha notado un interés creciente. Tomando en cuenta las publicaciones en la Web of Science, hasta el año 2008 solamente se publicaban hasta 5 artículos/año, cifra que en la actualidad se ha incrementado hasta más de 70. (1)

La idea parte de la dificultad que numerosas personas presentan para resistirse a ciertas comidas, usualmente altamente calóricas, muy procesadas y apetecibles. En este sentido, se considera que el acto de comerlas en exceso tiene un potencial adictivo. Aunque la adicción a la comida se observa más en personas obesas, sería un error pensar que su relación con el Índice de Masa Corporal es netamente lineal. (2)

A día de hoy no existe consenso en la comunidad científica acerca de si la adicción a la comida es una adicción a sustancias (ej. Azúcar) o es una adicción comportamental (relacionada con el acto de comer).(3) Podría decirse que la adicción a la comida es una forma más patológica y aguda de un trastorno por atracón,(4) pero sería simplificar demasiado el problema.

Tanto en el atracón como en la adicción por la comida están presentes los déficits en el sistema de la recompensa, los “tirones”, las dificultades en la regulación de las emociones y la impulsividad. Sin embargo, la adicción a la comida muestra particularidades propias como la “sustancia”, la tolerancia, la abstinencia, las restricciones y la preocupación por el peso y la forma del cuerpo.(5)

Además del atracón, la adicción a la comida se relaciona con otros trastornos de la conducta alimentaria como la bulimia, la anorexia y el síndrome del comer nocturno. Un estudio realizado en España mostró que más del 80% de las pacientes diagnosticadas con anorexia nerviosa purgativa, bulimia nerviosa y trastorno por atracón reunieron los criterios de adicción a la comida.(6) Incluso en aquellas pacientes con anorexia de subtipo restrictivo, el 50% de estas cumplían los criterios de adicción a la comida.

En este sentido, los esquemas de ayuda mutua que siguen los 12 Pasos han agrupado a numerosas personas que se perciben a sí mismos como adictos a la comida. En la actualidad existen diversas confraternidades como Comedores Compulsivos Anónimos (OA), Adictos a la Comida Anónimos (FA) o Anoréxicos y Bulímicos Anónimos (ABA) donde conductas como comer excesivamente, restringirse, ayunar de forma intermitente o purgarse son percibidas como compulsivas (a pesar de las consecuencias adversas) y con frecuentes recaídas (a pesar de numerosos intentos fallidos de controlarlas).

Existen pruebas para diagnosticar la adicción a la comida siguiendo los mismos criterios de los clasificadores diagnósticos para la adicción a otras sustancias.(7) Sin embargo, podemos también medirla por unos de sus indicadores clave, el ansia por la comida.(8)

Esperamos ofrecer pronto y online, la versión corta de la prueba que mide el ansia por la comida como rasgo (9) y así como sus indicadores clínicos más relevantes para el diagnóstico de la adicción a la comida.(10)

¡Feliz semana!

Referencias

1.        Meule, A. Back by Popular Demand: A Narrative Review on the History of Food Addiction Research. Yale J. Biol. Med. 88, 295–302 (2015).

2.        Meule, A. Food addiction and body-mass-index: A non-linear relationship. Med. Hypotheses 79, 508–511 (2012).

3.        Schulte, E. M., Joyner, M. A., Potenza, M. N., Grilo, C. M. & Gearhardt, A. N. Current Considerations Regarding Food Addiction. Curr. Psychiatry Rep. 17, 19 (2015).

4.        Davis, C. Compulsive Overeating as an Addictive Behavior: Overlap Between Food Addiction and Binge Eating Disorder. Curr. Obes. Rep. 2, 171–178 (2013).

5.        Schulte, E. M., Grilo, C. M. & Gearhardt, A. N. Shared and unique mechanisms underlying binge eating disorder and addictive disorders. Clin. Psychol. Rev. 44, 125–139 (2016).

6.        Granero, R. et al. Food Addiction in a Spanish Sample of Eating Disorders: DSM-5 Diagnostic Subtype Differentiation and Validation Data. Eur. Eat. Disord. Rev. 22, 389–396 (2014).

7.        Gearhardt, A. N., Corbin, W. R. & Brownell, K. D. Development of the Yale Food Addiction Scale Version 2.0. Psychol. Addict. Behav. 30, 113–121 (2016).

8.        Rodríguez-Martín, B. C. & Meule, A. Food craving: New contributions on its assessment, moderators, and consequences. Front. Psychol. 6, (2015).

9.        Rodríguez-Martín, B. C. & Molerio-Pérez, O. Exploring the factor structure of the Food Cravings Questionnaire-Trait in Cuban adults. Front. Psychol. 5, (2014).

10.      Meule, A. Food cravings in food addiction: exploring a potential cut-off value of the Food Cravings Questionnaire-Trait-reduced. Eat. Weight Disord. – Stud. Anorexia, Bulim. Obes. 23, 39–43 (2018).