ADICCIÓN AL MÓVIL

Los avances tecnológicos que ha permitido incorporar servicios de Internet dentro del móvil, ha incrementado sus potencialidades de uso. Muchas personas, especialmente adolescentes y jóvenes no son plenamente conscientes del tiempo que consume su uso y su potencial adictivo.

Un reciente estudio con casi 2 mil estudiantes universitarios ha mostrado que estos pueden pasar diariamente:(1) 97 minutos en Chats; 101 en Facebook; 118 minutos de búsquedas en Internet y 51 minutos conversando. Debo aclarar que muchas de estas tareas se realizan de forma simultánea. En este sentido, se ha observado que las chicas lo suelen utilizar mayormente para visitar redes sociales, mientras que los chicos emplean más tiempo en videojuegos. (2)

El problema es que el uso indiscriminado del móvil puede generar dependencia, cumpliendo con todos los criterios para el diagnóstico de una adicción comportamental.(3) De hecho, la ausencia del móvil genera “tirones”.(4)

En España se ha estimado que, alrededor del 15% de las personas se encuentran en riesgo y el 5% hace un uso del móvil que puede ser considerado como un problema.(5) Otro problema a analizar es la disponibilidad y la edad de inicio. Según datos de 2015 el 30% de los niños de 10 años en España tenía uno y la cifra subía al 70% al llegar a los 12 años.

Desde un punto de vista de la personalidad, la inestabilidad emocional, la introversión y el materialismo aquellos rasgos que mayor relación guardan con esta adicción.(6) Todos estos rasgos hacen alusión a la incapacidad de las personas de gestionar adecuadamente sus conflictos y emociones que, unido a la tendencia al aislamiento, les lleva a refugiarse y buscar reconocimiento a través de sus posesiones materiales.

También se ha estudiado la relación que han establecido las denominadas generaciones X (nacidos a inicio de los 80’) y Y (nacidos a inicios de los 90’) con el uso del móvil y el desarrollo de diversas alteraciones psicopatológicas.  En este sentido el estrés emerge como un importante predictor del uso problemático del móvil en estos individuos. (7)

Una diferencia importante en el estudio previamente citado, es que la generación X mostró una tendencia a establecer interacciones sincrónicas a través del móvil o cara a cara, mientras que la generación Y tendía a hacerlo de forma asincrónica. Ello puede ser un indicador de fobia social, a través de la evitación de un contacto interpersonal en tiempo real con otros individuos.

Otros problemas psicológicos asociados al uso problemático del móvil suelen ser los trastornos del sueño, el consumo de sustancias. Dentro del eje ansiedad-depresión, los trastornos asociados a la primera pueden estar relacionados con un continuo envío de mensajes de texto, mientras que para aquellos relacionados con la segunda se observa un mayor empleo del tiempo en búsquedas de Internet.

En fin, la relación entre el uso problemático del móvil con la salud mental y un estilo de vida saludable tiende a ser inversa. Todos estos datos muestran que hay que prestar atención a este problema, sobre todo regulando su uso en las etapas tempranas del desarrollo.

¡Feliz semana!

Referencias

1.      Junco R, Cotten SR. No A 4 U: The relationship between multitasking and academic performance. Comput Educ. 2012;59(2):505-514. doi:10.1016/J.COMPEDU.2011.12.023

2.      De-Sola Gutiérrez J, Rodríguez de Fonseca F, Rubio G. Cell-Phone Addiction: A Review. Front Psychiatry. 2016;7:175. doi:10.3389/fpsyt.2016.00175

3.      Chóliz M. Mobile Phone Addiction: A Point of issue. Addiction. 2010;105(2):373-374. doi:10.1111/j.1360-0443.2009.02854.x

4.      De-Sola J, Talledo H, Rubio G, de Fonseca FR. Development of a Mobile Phone Addiction Craving Scale and Its Validation in a Spanish Adult Population. Front Psychiatry. 2017;8:90. doi:10.3389/fpsyt.2017.00090

5.      De-Sola J, Talledo H, Rodríguez de Fonseca F, Rubio G. Prevalence of problematic cell phone use in an adult population in Spain as assessed by the Mobile Phone Problem Use Scale (MPPUS). Weinstein AM, ed. PLoS One. 2017;12(8):e0181184. doi:10.1371/journal.pone.0181184

6.      Roberts JA, Pullig C, Manolis C. I need my smartphone: A hierarchical model of personality and cell-phone addiction. Pers Individ Dif. 2015;79:13-19. doi:10.1016/J.PAID.2015.01.049

7.      Kuss DJ, Kanjo E, Crook-Rumsey M, Kibowski F, Wang GY, Sumich A. Problematic Mobile Phone Use and Addiction Across Generations: the Roles of Psychopathological Symptoms and Smartphone Use. J Technol Behav Sci. January 2018:1-9. doi:10.1007/s41347-017-0041-3