En Fundación Recal Madrid realizamos intervenciones ambulatorias y terapias individuales y de grupo tanto para pacientes que necesitan ayuda por problemas de uso de sustancias o conductas compulsivas, como para sus familiares.

La adicción destruye no solo la vida de los que la padecen sino también la de sus seres queridos. Nuestro cálculo es que cada adicto afecta a por lo menos cuatro vidas más, ya sea la de los padres, novia, esposa, hermanos, hijo, jefe,…

Según nuestra experiencia, la incapacidad de la persona adicta para vivir relaciones sanas con los demás y gestionar de modo saludable sus propios sentimientos está en la esencia de la adicción.

Por esta razón, la adicción se traslada a la familia de manera exponencial, cambiando la relación que existe entre ellos con diversas actitudes y emociones negativas, que comparten con el adicto e impiden – en mayor o menor medida, según cada caso – su recuperación: 

Emociones del Adicto vs. Familiar/Amigo →

Hemos comprobado con los pacientes y familiares a quienes acompañamos, tanto en tratamiento como después, que el proceso degenerativo y destructivo se puede detener, y el adicto y su entorno familiar pueden iniciar lo que llamamos su proceso de RECUPERACIÓN que facilite al adicto dejar de consumir, poder vivir sin sus drogas de elección (sustancias o comportamientos) y la mejora significativa y sostenida de los afectados en todas las áreas de su vida. 

Si identificas que tú o alguien de tu familia puede tener un problema de adicción y crees que podemos ayudarte, puedes llamar a este número: (+34) 913 928 251 o mandarnos un mensaje aquí: CONTÁCTANOS →

TODA LA INFORMACIÓN QUE RECIBIMOS ES ESTRICTAMENTE CONFIDENCIAL