Paz de la Cruz Enfermera Fundación Recal

¿Qué propuestas existen para abordar este problema? Dentro de la literatura revisada he encontrado una a la que me gustaría hacer referencia por lo integrador de su diseño. La misma fue diseñada por investigadores de la Universidad Ramón Llull. Se trata del Programa Individualizado para la Adicción a las Tecnologías de la Información (PIPATIC). (1) Este programa tiene una duración de seis meses, con seis módulos de terapia y se encuentra dividido en 22 sesiones con una frecuencia de una por semana.

El primer módulo, que cuenta con tres sesiones, está encaminado a la realización de una entrevista motivacional, el establecimiento de metas y brindar psicoeducación tanto al paciente como a su familia. El segundo módulo, con cinco sesiones, se focaliza en los problemas de la adicción: control de impulsos, afrontamiento, reestructuración cognitiva, solución de problemas y exposición para transformar el uso compulsivo en una actividad adaptativa.

El tercer módulo, con igual número de sesiones que el anterior, se dirige a los aspectos intrapersonales: identidad, autoestima, inteligencia emocional y habilidades para la gestión de emociones y solución de problemas. El cuarto módulo, que consta de dos sesiones, se orienta hacia los aspectos interpersonales como comunicación y asertividad.

El quinto módulo abarca el trabajo con los conflictos familiares. Se desarrolla en tres sesiones y sus contenidos principales son la comunicación familiar, el análisis del vínculo y el establecimiento de límites.  Por último, el sexto módulo se orienta hacia la promoción de un nuevo estilo de vida. Se analizan en dos sesiones, los logros alcanzados, el desarrollo de actividades alternativas y se orienta el trabajo hacia la prevención de recaídas.

Aunque hasta el momento los resultados de este programa han sido evaluados de forma piloto en una muestra pequeña de pacientes, los resultados son muy alentadores. Se ha logrado reducir el tiempo de uso de videojuegos, los síntomas, la comorbilidad con otros trastornos y una mejora considerable en muchas áreas del funcionamiento cotidiano de estos adolescentes.

Muchas de estas áreas son cubiertas por el Modelo Minnesota que utilizamos en nuestro centro. En la literatura se ha observado que suele ser un tratamiento de elección por el abordaje con el que enfoca la recuperación de adicciones. (2) En la práctica, los resultados que hemos obtenido con los adultos tratados han sido sumamente alentadores.

La mayor ventaja que observo en la utilización de este modelo son los grupos de ayuda mutua entre iguales, que permiten mantener la recuperación de forma ininiterrumpuda a través del proceso de los 12 pasos. De hecho, desde 2002 ha sido fundado en los EEUU On-line Gamers Annonymous.

¡Feliz semana!