Emociones del Adicto vs. Familiar/Amigo

Según nuestra experiencia, la incapacidad de la persona para vivir relaciones sanas con los demás y gestionar de modo saludable sus propios sentimientos está en la esencia de la adicción.

Por esta razón, la adicción se traslada a la familia de manera exponencial y podemos decir que cada adicto afecta de media al menos a cuatro de sus familiares, cambiando la relación que existe entre ellos con diversas actitudes y emociones negativas, que comparten con el adicto e impiden – en mayor o menor medida, según cada caso – su recuperación:

Negación:

Familiar – Nuestro familiar no tiene ningún problema o es pasajero y controlable.

Negación:

Paciente – Lo dejo cuando quiero. No tengo ningún problema…

Culpabilidad:

Familiar – Qué hemos podido hacer para que esté así o qué podemos hacer para que cambie.

Culpabilidad:

Paciente – Soy un fracaso, pierdo siempre en mis intentos de dejarlo…

Vergüenza:

Familiar – Escondemos las actitudes y consecuencias de mi adicción o de la adicción de nuestro familiar.

Vergüenza:

Paciente – Decepciono a quien confía en mí. No puedo pedir ayuda…

Ansiedad:

Familiar – ¿Qué debería hacer y qué no debería hacer?. ¿Y si…?

Ansiedad:

Paciente – Tengo que hacer algo más, consumir más, consumir menos…

Soledad:

Familiar – No puedo contar a nadie ni contar con nadie que entienda esto y nos ayude.

Soledad:

Paciente – Nadie puede entender qué me pasa, ni siquiera yo lo entiendo…

Codependencia:

Familiar – Le puedo salvar si me dedico a él/ella más.

Codependencia:

Paciente – No puedo parar de manipular para conseguir lo que quiero y necesito…

Deseo de control:

Familiar – Si le pongo límites y pautas, si le grito, si soy amable, si… lo podré cambiar.

Deseo de control:

Paciente – Solo tengo que dejar la cocaína en la semana. Si ella me acompañara a las fiestas yo no me emborracharía.

Impotencia:

Familiar – No consigo cambiar a mi familiar afectado ni librarme de mis sentimientos hacia él.

Impotencia:

Paciente – Nada de lo que intento hacer funciona. No puedo dejar de consumir…