Videojuegos: propuestas terapéuticas

En el post anterior había hecho referencia a los riesgos que la accesibilidad de los adolescentes a diferentes plataformas de juego online tiene para esta etapa de la vida. En este post hablaré de los factores de riesgo para el desarrollo de problemas con el juego en la etapa adulta. En esta ocasión he elegido como soporte principal los resultados de un estudio llevado a cabo en Australia con casi 5 mil jugadores online. (1)

Debe señalarse que cerca del 80% de los participantes en el estudio eran hombres con un promedio de edad superior a 40 años. Del total, 570 (12%) podían ser considerados, al menos, como personas con problemas con el juego.

Los resultados mostraron que los jugadores con problemas tienden a señalar el juego online como su mayor dificultad. Una porción significativa de estos jugadores refieren consumir drogas mientras juegan y dificultades para gestionar sus emociones adecuadamente. Para el caso específico de las apuestas deportivas o en las carreras, tienden a predominar los hombres jóvenes y con menores ingresos.

Otro estudio posterior, llevado a cabo en España con alrededor de 700 personas involucradas en apuestas deportivas, reveló resultados muy parecidos. (2) En este caso, también predominó el sexo masculino (75%) y una edad media de 31 años.

El porcentaje de jugadores con problemas sube hasta el 20% de la muestra, agregando otro 15% de jugadores en riesgo. Otro dato preocupante es que el 60% de la muestra tiene estudios universitarios y alrededor del 80% personas con empleo, económicamente independientes que prefiere jugar desde casa.

Los jugadores con problemas suelen involucrarse más en apuestas online durante el partido, cuestión que les diferencia de la clásica apuesta que solía hacerse antes del inicio. Otro elemento que destaca el estudio es que estos jugadores tienden a apostar con mayor frecuencia desde el móvil. Por último, aunque predominan los varones dentro de esta categoría, las mujeres tendían a obtener puntajes más elevados en cuanto a la severidad de esta conducta y su presencia se eleva al 40%.

Si bien apostar con responsabilidad puede ser divertido, existen personas vulnerables para los que esta conducta se convertirá en una adicción. A todo esto se suma el uso de alcohol y drogas ilegales mientras se realizan estas actividades. Una vez más serán necesarias regulaciones más severas con respecto a estas actividades y programas que eduquen a la población.

¡Feliz semana!

Referencias

1.            Hing N, Russell AM, Browne M. Risk Factors for Gambling Problems on Online Electronic Gaming Machines, Race Betting and Sports Betting. Frontiers in Psychology. 2017;8:779.

2.            Estevez A, Lopez-Gonzalez H, Griffiths MD. Internet-Based Structural Characteristics of Sports Betting and Problem Gambling Severity: Is There a Relationship? International Journal of Mental Health and Addiction. 2018.